• Lariat Kaala

Erika Yelo

Lariat Kaala

$68.00

sin ITBMS

Detalles

Cordón de algodón natural con argolla de bronce bañada en oro amarillo 24k y dije corazón de bronce con baño de oro amarillo 24k y esmaltado negro.

icono longitud 130cm

Simbología del Corazón.

Los hindúes consideran el corazón (hridaya) como Brahmapura, la morada de Brahma. Si, igualmente, en el vocabulario cristiano, se dice que el corazón contiene el Reino de Dios, es que este centro de la individualidad, hacia el cual retorna la persona en su andadura espiritual, representa el estado primordial, y por tanto el lugar de la actividad divina.
El doble movimiento (sístole y diástole) del corazón hace de él también el símbolo del doble movimiento de expansión y reabsorción del universo. Por esta razón el corazón es Prajapati; es Brahma en su función productora, es el origen de los ciclos del tiempo. La luz del espíritu, la de la intuición intelectual, de la revelación, brilla en la caverna del corazón.
La escritura hieroglífica egipcia representa el corazón por un vaso. Y efectivamente el corazón se relaciona con el santo Graal. Hay que destacar también por otro lado que el triángulo invertido, que es una representación del cáliz, es también el símbolo del corazón. La copa que contiene el brebaje de inmortalidad se alcanza necesariamente en “el corazón del mundo”.
El deseo supremo de cada uno es el que formula Parehi d’El-Kab: “Puedes atravesar la eternidad en dulzura de corazón, en los favores del Dios que está en ti”. Así el corazón es en nosotros el símbolo mismo de la presencia divina y de la conciencia de semejante presencia. El corazón según la Biblia, ocupa un lugar central en la vida espiritual: piensa, decide, esboza proyectos, afirma sus responsabilidades. La memoria y la imaginación remplazan al corazón, así como la vigilancia, de ahí esta frase: “Yo duermo, pero mi corazón vela.” El corazón está asociado al espíritu y a veces los términos se mezclan debido a sus significaciones idénticas. De ahí las expresiones: “espíritu nuevo y corazón nuevo”, “corazón contrito y espíritu contrito. El corazón está siempre más ligado al espíritu que al alma.
Guenón ha observado que el corazón tiene la forma de un triángulo invertido. Como los símbolos que toman esta forma, el corazón se referiría “al principio pasivo o femenino de la manifestación universal… mientras que los (símbolos) que son esquematizados por el triángulo derecho corresponden al principio activo o masculino”. En la India, el triángulo invertido es uno de los principales símbolos de la Shakti, elemento femenino del ser, al mismo tiempo que de las aguas primordiales.

 

Buscar en Aprilis