• Pulsera Rosario Tibetano

Erika Yelo

Pulsera Rosario Tibetano

$110.00

sin ITBMS

Detalles

Pulsera doble ensamblada delicadamente con hilos de nylon dorado combinando balines facetados de bronce, cuentas de Ágatas negras, Turquesas y madera. Dije Kartika forjado en bronce con baño de oro amarillo 24k. Broche botón de bronce bañado en oro amarillo 18k.

icono diametro 5cm

Garantizamos que nuestros accesorios están realizados combinando materiales naturales, a partir de los cuales realizamos diseños exclusivos y personalizados.

Las Ágatas Negras.

Una de las piedras más impactantes y enigmáticas del universo de esta roca es sin duda el ágata negra. Su aura de misticismo y su llamativo color hacen que sea especial y atractiva. Es el sellador áurico por excelencia y es ampliamente valorada por su rareza, simplicidad e indiscutible elegancia.

La Turquesa.

El azul verdoso de la piedra turquesa siempre ha acompañado muchas de nuestras piezas durante años. Su nombre proviene del francés pierre turquoise, que significa piedra turca. La razón la encontramos en que era en este país donde más se comercializaba este mineral. Aunque Turquía carece de yacimientos de turquesas. Sí las tiene Irán, que en su ruta hacia Europa las comercializaba en el país turco. La turquesa está considerada como una de las piedras más antiguas del mundo.  Se ha demostrado su uso como amuleto en culturas tan diversas como la egipcia, azteca, persa e incluso china. Además de estar considerada como la piedra de la alegría y la felicidad; es una piedra que ha sido usada como amuleto desde tiempos remotos. Fomenta la sintonía espiritual y potencia la comunicación con el mundo físico y el espiritual.

Simbología de la Kartika.

La Kartika es un pequeño cuchillo simbólico de media luna , utilizado en la ceremonia budista del vajrayana. Simboliza la ruptura de todo lo material y bienes mundanos y está coronada con un vajra, que se dice sirve para destruir la ignorancia, y conduce a la iluminación. La Kartika es la llave o clave usada en un ritual del budismo tibetano llamado “Chod” (cortar a través o por la mitad de los demonios). En las enseñanzas budistas esta es una herramienta que la lleva en su mano derecha  Yama, el conquistador de la muerte. 

Buscar en Aprilis