Gargantilla donuts turquesa

Precio normal
$300.00
Precio de venta
$300.00
Precio normal
Agotado
Precio unitario
por 

Collar ensamblado en hilos de nylons dorados con donuts turquesas 14mm. Broche en forma de pequeños huesitos forjados a mano en bronce con baño de oro amarillo 18k y ojal tejido en nylons dorados.

icono longitud 44cm

La piedra turquesa es bien conocida por sus propiedades curativas. Así como los indios lo usaban para calmar las picaduras de escorpiones y mordeduras de serpientes, los litoterapeutas lo usan para tratar y regular muchas de las disfunciones del cuerpo.

LAS VIRTUDES Y PROPIEDADES DE LA PIEDRA TURQUESA EN EL PLANO MENTAL.

A nivel mental en litoterapia, la piedra turquesa ayuda a calmar cualquier forma de ira. También aumenta la empatía. La turquesa desarrollará la realización personal y puede ser usada en el chakra de la garganta para conseguir la liberación, y así promover la expresión con otros a través de la comunicación y de la escucha. Es usada en el chakra del 3er ojo para desarrollar las intuiciones o fortalecer cada meditación. En el chakra del corazón, la turquesa fortalece la amistad, calma la ira y generalmente estimula el amor y la amistad.

La piedra turquesa ayuda a nivel psicológico y en este sentido, la recuperación de la confianza ayuda a desarrollar la comunicación con los demás. La empatía está ahí. El estado de ánimo se estabiliza, la ira se calma y se establece la calma interior. La turquesa evita así los cambios de humor al azar y sin razón. Lucha contra la fatiga, contra los estados de ánimo contrastados e invertidos bajo impulso. Además, la turquesa puede utilizarse para un sueño profundo y reparador. Para aprovechar estos beneficios en particular, puede colocar una turquesa debajo de su almohada o en su mesita de noche. Ideal para combatir episodios de estrés, fatiga y baja moral, la turquesa es un mineral que da ganas de avanzar e invertir en nuevos proyectos.
En muchos países, la turquesa se considera una piedra sagrada. Su poderosa energía protegería al portador de las energías negativas y las convertiría en positivas. Como un escudo, la turquesa le protege de las vibraciones negativas, las maldiciones, los hechizos y la mala suerte en general. Por ello, puede llevarla como un auténtico amuleto para atraer la suerte y la positividad a su vida. Si es propenso al estrés y a la ansiedad, la piedra turquesa puede ayudarle a gestionar sus emociones y a vivir con más serenidad. Piedra de la sabiduría, la turquesa favorece el perdón, la paz, la reconciliación y el apaciguamiento de todas las tensiones.

Add some text content to a popup modal